¿Cómo aprendemos en los cursos online?

Los seres humanos aprendemos de diversas formas y cada una con una determinada eficiencia, que podemos medir en el porcentaje de la información recordada tras el aprendizaje. En base a estos datos, se construye la “Pirámide del aprendizaje” que desarrollaron entre varios expertos: E. Bales; C. Blair; E. Dale y W. Glasser.

Ésta es la “Pirámide del aprendizaje”:

Así, aprendemos el 10% de lo que leemos (textos), el 20% de lo que oímos (podcasts), el 30% de lo que vemos (imágenes), el 50% de lo que vemos y oímos (vídeos), el 70% de lo que discutimos con otros (debates en foros de discusión, chats), el 80% de lo que hacemos (actividades prácticas) y el 95% de lo que enseñamos a otros (exposiciones)

Se suele hacer poco uso de los sistemas más efectivos de aprendizaje: los debates en los foros de discusión y chats y las actividades prácticas donde se demuestre lo que se ha aprendido. Estas prácticas pueden también exponerse después, enseñando a los demás lo que se ha hecho. Es en estos sistemas donde creemos que se debe hacer más hincapié.

En estos tiempos de confinamiento por el coronavirus, donde los profesores se han visto forzados a “dar clases online“, lamentablemente la mayoría se limitan a poner textos online y responder dudas por correo electrónico.

En los cursos más comerciales, se tiende a poner un montón de clases en vídeo online largas, donde es difícil mantener la atención y la mayoría de ellos no tienen ni siquiera un profesor que guíe el curso, proponga actividades y al que consultar dudas.

Nuestra intención es desarrollar sistemas de formación online, metodologías y cursos online eficaces y eficientes. Cursos gestionados por expertos en cada materia formados como docentes online. Cursos donde se aprenda haciendo actividades prácticas que asienten el conocimiento aprendido. En eso trabajamos aquí.